ⓘ Cable, náutica. En náutica, el Cable es un cabo muy grueso, generalmente de cáñamo, formado por tres guindalezas colchadas, y con el que se amarra un buque. ..

                                     

ⓘ Cable (náutica)

En náutica, el Cable es un cabo muy grueso, generalmente de cáñamo, formado por tres guindalezas colchadas, y con el que se amarra un buque.

                                     

1. Etimología

Cable del bajo latín capium, latín capulum o capulus, cuerda.

Antiguamente se llamaba Gomena y Gumena, según la Acad., Cabre en lo antiguo, según Luz., y Calabre, según otros. Sin embargo, Gamb. dice que se denominaba Gumena, cuando era de esparto, en cuyo caso, según el mismo Gamb. y además Garc., Fern. Nav. y el Voc. Nav., se llamaba también Estrenque. En el día también se comprende asimismo en la denominación general de Amarra.

  • Fern. Nav.: El Almirante General D. Pedro Fernández de Navarrete Diccionario de términos de marina: manuscrito que se halla entre sus papeles
  • Luz.: Luzuriaga Diccionario manuscrito de los años de 1620 a 1630
  • Voc. Nav.: Vocabulario Navaresco del siglo XVI
  • Acad.: Academia Diccionario de la lengua Castellana
  • Gamb.: el Capitan Sebastian Fernández de Gamboa
  • Garc.: El Doctor Diego García de Palacios Vocabulario de los nombres que usa la gente de mar, Impreso en Méjico en 1587
                                     

2. Descripción

En la actualidad está muy generalizado el empleo de cadenas para amarras de los barcos, principalmente si se sujeta mediante anclas fondeadas, a cuyas cadenas se les denomina cables de cadena.

                                     

3. Tipos

Por el ancla

  • Cable de leva Cable sencillo
  • Cable de horma Cable de forma
  • Cable de cabeza
  • Cable hechizo: es el que tiene menos de 120 brazas de largo
  • Cable de ayuste

Por el material

  • Cable de fascal Cable de fascar
  • Cable de cáñamo
  • Cable de abacá
  • Cable de geniqué Cable de deniquen
  • Cable de guanbé
                                     

4. Expresiones relacionadas

  • Picar el cable o los cables: cortarlos ejecutivamente a golpe de hacha en la necesidad urgente de dar la vela en el momento, para salvar el buque.
  • Correr con cables por la popa la rastra: echar uno o más por la popa, teniéndolos amarrados por su extremo al palo mayor, para que arrastrando por el agua, hagan disminuir la velocidad de la embarcación que se ve precisada a correr un tiempo en poca extensión de mar.
  • Arrizar el cable o los cables: suspender las adujas que están tendidas la guacaresca o el cable que va de las bitas la escotilla mayor, y dejarlos sujetos la cubierta superior.
  • Cable lavado: el que está ya servido, ha dado de sí y tiene por consecuencia gastados los hilos exteriores.
  • Correrse el cable: salirse más o menos del escobén para afuera con riesgo del buque en ciertos casos.
  • El viento no rompe cables: proverbio y principio o axioma sentado entre los marinos que significa que la masa y velocidad de olas del mar o los grandes golpes de percusión que producen son las únicas fuerzas capaces de hacer faltar los cables y que en efecto los rompen, no el viento, por fuerte que sea. ​
  • Salvarse sobre el cable: librarse de un naufragio próximo, por haber resistido el cable del ancla a que se dio fondo, cuando ya no quedaba otro recurso.
  • Trabajar tal cable: resistir solo el cable de que se trata los esfuerzos de la mar y del viento contra el buque, por hacerse estos en dirección que no deja actuar al otro cable.
  • Recorrer o requerir el cable: pasarlo por encima de la lancha y palmeándose por él, llegar hasta cerca del ancla para ver si está enredado con algún otro objeto, rozado, etc. y dejarlo en la disposición conveniente.
  • Estar claros de cables: tenerlos en la dirección que se dio a cada uno al fondear el ancla respectiva o sin que estén cruzados por delante de la proa.